Según el instituto de Investigaciones Agrícolas “El Vallecito” de la facultad de Ciencias Agrícolas de la Universidad Gabriel Rene Moreno  en Bolivia existen alrededor de 60 tipos de yuca, cada una con propiedades únicas y con un mayor o menor valor, normalmente se conoce a la yuca blanca pero también se tiene la yuca de pulpa amarilla que es igual de saludable que la yuca blanca, y que tiene propiedades distintas a la yuca blanca, se podría decir que ambas yucas contienen una similitud, pero a la vez características diferentes. Tanto la yuca blanca como la yuca amarilla pueden ser cultivadas en los valles bolivianos sin ninguna dificultad, de hecho al ser una planta propiamente de los valles y húmedos es muy fácil de cultivar.

Bolivia tiene tantas posibilidades en la exportación de almidón de yuca como el vecino país de Paraguay que solo exporta almidón de yuca blanca, ya que la producción de yuca que tiene solo se limita a este variedad, pero en el caso en el de Bolivia puede no solo producir yuca blanca como yuca amarilla, sino que también puede hacer una exportación importante de las dos clases en cantidades considerables.

Víctor Hugo Vaca Responsable del Programa Raíces y Tubérculos de El Vallecito, informó que El Vallecito tiene 60 variedades de yuca conservada, de las cuales el 80% han sido colectadas en las diferentes zonas productivas del departamento de Santa Cruz, y las restantes 20% son materiales introducidos de Colombia y Brasil.

Producción de yuca

Se estima que en Bolivia se producen en 35.000 hectáreas de yuca al año, de las cuales alrededor de un 80% se cultivan en el departamento de Santa Cruz.

Una de las debilidades de la producción de yuca es la falta de mercado interno, todavía no se le da valor agregado al producto como el almidón de yuca por ejemplo, siendo que se le puede dar grandes utilidades en el tema alimentario, ya que este producto puede muy bien sustituir a la harina las recetas de tapioca son variadas y también una nueva alternativa en la alimentación de los niños.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *